26 dic. 2008

el villancico de este año ya está aquí




Play Villancico: "Ya está aquí y ya está allí" (Música, instrumentillos, voz y letra de Paola Vaggio)


Mis abuelos ya se han ido y yo he recuperado mi cama de mayor.

He editado el post porque había contado una cosa que pasó hace muchos años, 10 o más, y que al leerla me ha parecido muy triste, y aunque no tenía nada que ver conmigo, he decidido suprimirla. Aunque claro, ahora nunca puedes estar segura de si has suprimido algo definitivamente o no. Pero bueno, no era nada malo pero sí triste.

Hoy he hecho la perra. Todas las mañanas, antes de irme a trabajar, mis perros me dan una envidia asquerosa, cuando los veo calentitos, durmiendo, tan tranquilitos. Hoy me he acordado y he pensado que me iba a dar un día de perra, de perra feliz con comida y camita para dormir.

Mañana iré a casa de Carol muy pronto y compraremos juntas cosas especiales, porque vamos a tener una invitada durante estas navidades, y Carol me ha dicho que hay que tener cosas especiales en casa cuando vienen invitados. Pues madalenas, cruasanes, bombones exclusivos, jamón de bellota, cava, embutidos raros. De hecho, hemos comprado una cama y todo, de esas que le das a un botón, se hinchan y son como una cama de verdad. Está muy bien, pero en las instrucciones pone que sobre todo no se use como barca ni como trampolín.

Ahora sí, Feliz Navidad.

25 dic. 2008

Aún puedo estar un par de días más sin felicitar la Navidad

Ayer eran las 10. Hacía tiempo que no me despertaba tan tarde en mi cama. Estoy de vacaciones.

Subí al estudio y le di al botón de las persianas. Las persianas se enrollaban y el sol entraba por las ventanas. Un sol magnífico, un sol como pocos soles. Un sol de los que iluminan la cara. Un sol para arrancar cualquier milésima de oscuridad. No recordaba lo bonita que era mi antigua habitación con sol.

Aproveché que todo parecía más acorde y mejor para grabar una canción que espero terminar antes de que acabe el año, porque quiere ser un villancico, o porque es un villancico. Porque quiere salir ya pronto de casa y ser escuchada.

Uno de mis sueños absurdos de bloguera -aparte de tener un blog completamente blanco- es pasarme la nochebuena escribiendo y hacer un post de 10 pantallas, pero la verdad es que lo voy a dejar para otro año porque me caigo de sueño: el vino, la cena, la pandereta, el turrón... demasiado.

Hoy voy a dormir en mi cama de adolescente porque mis abuelos han invadido mi cama de mayor.


16 dic. 2008

Planterase si una está haciendo las cosas bien creo que es síntoma de que las está haciendo bien ( o que está en ello)



Mi última búsqueda en Google ha sido "En Viena nieva?" No me ha quedado claro de si sí o si no, pero he pensado que como cambiando el orden de las letras de Viena sale nieva, lo más seguro es que sí, que en Viena nieva.

En mi búsqueda he encontrado un cuadro de un pintor flamenco, Pieter Brueghel el Viejo, llamado "Los cazadores de nieve". No salen unos hombres con grandes jaulas llenas de nieve pero el título es inspirador.

Sí, tal vez yo sea ahora una cazadora de nieve.

Dibujar nieve es aburrido y colorearla aún más, por eso, Carol y yo decidimos adornar nuestro belén con otro tipo de escenario más colorido. Nos fuimos a los chinos y tuve una idea ... "¿por qué no compramos un cuaderno de esos de colorear y coloreamos lo que nos parezca más indie? Luego lo recortamos y lo ponemos de fondo en el belén." Descubrimos que los chinos tienen dedicado todo un pasillo a los cuadernos para colorear, así que nos llevo un rato decidirnos.

Luego, ya en casa, Carol hizo un test indie a los dibujos. El test indie se basa en mirar todos los dibujos uno por uno y decir si son indies o no. Por ejemplo, una lámpara de noche no es indie, pero una oveja sí. Un delfín no es indie, pero un pulpo... un pulpo yes. Un helado es indie, pero una naranja no. Un tren es indie pero un camión no. Y bueno, el flequillo del troglodita es indie pero la maza no. La verdad es que el criterio en el que nos basamos es algo abstracto, por decir algo. Finalmente la selección fue: Una avioneta, un paraguas, un señor con bigote y gorra que Carol dice que es un farolero (?), un cohete, un perrillo, un muñeco de nieve y una guitarra. Una vez escogidos, los pintamos con rotuladores carioca y montamos el belén.

Cada día me planteo si estoy haciendo bien las cosas. Bueno, cada día no, cada tres. Tengo uno de planteamiento, uno de afirmación y otro de duda. Así que, bueno, es como empezar de nuevo cada 3 mañanas. Supongo que es lo que tiene trabajar con personas. Personas, personas, personas. En ocasiones me asusta pensar que son personas, por la responsabilidad que conlleva. Durante la borrachera de mi cumpleaños esa fue mi gran revelación, que somos personas. Gente que respira, sale a la calle como Emilio y se mueve por ahí y por aquí, por el mundo.

15 dic. 2008

límites

Hoy no soy capaz de mirar un metro más allá de mí. Creo que estoy cansada, menos mal que ésta es la última semana. Hay que ver qué problemones de hamburguesa tengo. Me estoy mareando, me voy a la cama a imaginar una siesta larga.

10 dic. 2008

tal vez mañana

Aún no puedo escribir nada, necesito despertarme del todo. He vuelto ensoñada. Cómo nos gusta Madrid. Y para rematar, la vuelta en Ave nevando. Lo más. ( Aquí cada loco con su tema )

4 dic. 2008

hasta el miércoles!

Nos vamos a Madrid.
Es el día bonito. Es el día feliz.
Ya no queda nada. Una noche y un día. Pero voy a calcularlo cómo tú lo haces:

Si quitamos las noches (porque dormimos y no nos enteramos de lo que pasa), si quitamos las comidas (porque comemos y movemos los mofletes), si quitamos las horas libres (porque no tenemos que dar explicaciones a nadie), si restamos todo eso, en realidad... sólo faltan 5 horas para irnos a Madrid.

5 horas, bonita, 5.

2 dic. 2008

Polluelos




A veces no salgo a tomar café. No es que no me guste el café, o no me guste la compañía, o no me guste el momento. El momento es buenísimo. Pero sí, a veces no salgo a tomar café. Me siento en la banqueta del piano y me quedo sola con mi desayuno. Lo saboreo, lo disfruto, la media hora se hace larga larga como un día extraño o de aeropuerto. No hablo, miro las paredes, la ventana. No echo de menos nada. Todos los que están conmigo, están. El silencio es darle el primer mordisco al bocadillo, las migas de pan que caen al suelo, sacudirse un poco el jersey. Eso es.

Carol siempre dice que todas mis cosas parecen polluelos por cómo las trato. A mí me hace mucha gracia, y la verdad es que a mi alrededor ya sólo veo polluelos en potencia, polluelos que desean volar.

27 nov. 2008

¿Sabes qué? Un día nevó





Ya llevo guantes, bufanda y abrigo largo.

Una niña de primero se me ha acercado esta mañana y me ha dicho: "¿Saps què? Un dia va nevar."* Ambas hemos puesto cara de asombro. Un día nevó. Qué día más bonito y destacado, el que nevó. Qué día blanco y helado, tan único, casi imaginado. "¿Doncs saps què? un altre dia tornarà a nevar."** -he respondido yo-. Los ojos como platos.

Ha sido una niña de 6 años la que me ha encontrado. Las 9 y 10 creo que eran. Caía agua nieve del cielo.

*¿Sabes qué? Un día nevó
** ¿Pues sabes qué?
Otro día volverá a nevar.

25 nov. 2008

Dejar de ser otra


Si digo "jamás un theremin sonó tan alegre." ¿De qué grupo estoy hablando?

Días raros. Aún no he encontrado el ritmo. Aún no estoy en la rutina y la necesito para salir de ella. Estudio poco piano, escribo poco, no hago canciones... pero sigo imaginando proyectos que ya es el colmo de la reimaginación. Y leer, leer sí, a Murakami estos días, pero sin pasión. Eso sí, me encantó el cuento “El año de los espaguetis”. Habla de un tipo que pasa un año entero cocinando espaguetis. Eso es la soledad. Es verdad. Cocinando soledad en una gran olla y aliñándola con diferentes salsas. Qué útiles son las salsas, cómo lo enmascaran todo.

No quiero ser adicta al trabajo o algo así. Hoy he logrado pasar la tarde sin hacer nada. No quiero cenar ensaladas aburridas y sosas. Quiero bocadillos de chorizo que huelan a ajo. A ver si en Madrid me encuentro. ¿Y si una vez encontradas no queremos volver ni ésta ni la otra?

Lo de no estudiar piano me mata. Luego me siento muy culpable y el atracón de notas el miércoles por la tarde no lleva a ningún sitio. Lo peor es que me gusta pero no lo hago. Tiraré de amor platónico por mi profesora, a ver si funciona. Antes lo hacía pero la confianza mata lo platónico. Aún así, su modo de colocarme los dedos sigue siendo especial, sirve para cruzar el parque sonriendo.

Mi perro negro gozó el otro día de una playa vacía y corrió como un caballo. Podría decirse que cabalgó toda su vida, no dejó ni una pizca para mañana.

“Ahora sí que hace frío”, apunta mi madre al teléfono.


17 nov. 2008

brillar, vivir, tintinear

Me siento alejada. A veces paso y me saludo con la mano pero es tan poquito el rato que me cruzo que apenas lo noto. Voy en un tren, en un autobús, en algo que se mueve. Y quiero decirme muchas cosas, pero paso tan rápido... Hoy he llegado pronto y he desayunado en el bar. Me ha parecido una parada. Desde la ventana veía los restos de un edificio derrumbado, los azulejos y el papel de la única pared en pie. El esqueleto de las antiguas habitaciones. Construirán un nuevo bloque más moderno, más seguro, mejor. Pero hasta que lo levanten, lo que queda del antiguo sigue a la intemperie y con una capa finísima de humedad y frío. Finísima es peor que fina porque es más sutil, no tan evidente. Supongo que seguiré sintiéndome lejos hasta que agarren bien los cimientos nuevos. Las últimas cosas que me dije hablaban de fruta y de árboles. De brillar, de iluminar. Algo como vivir. Tin, tin, tin, tin, tin... el sonido de un triángulo. Mandarinas. Quiero ser cantante de rock.
Que el cor no m'hi cabia al pit.

14 nov. 2008

Colirio





Cuando me molestan las lentillas pienso un poquito en esa cosa que aún sigue dándome pena, porque me humedece los ojos. Pero es que a mí las cosas que no entiendo no hay manera de entenderlas. Pero no es nada que me cambie el humor, en sencillamente un poco de colirio natural.

Hoy me siento muy Emilio. Me gustan los post de Emilio porque son de chico que sale a la calle y empieza un nuevo día.

Hoy me he besado con Carol en el coche, a oscuras, y me ha recordado a cuando no tenía casa para besar. Ha sido un beso de esos que sólo se dan la primera vez. Carol, con sus ojos de replicante, Carol y sus cien colores que aún no conozco. Hoy me ha esperado muerta de frío a que yo saliera de la sesión de estudio de mi ombligo, que cada vez está más definido, y luego nos hemos tomado un Bitter Kas porque es rojo, y hay pocas bebidas rojas.

Me hace gracia porque cuando entro a la consulta, la ombligóloga anota algo rápidamente, y no sé que puede ser... pues no sé... "Hoy ha entrado sonriente y perfumada, pero eso sí, algo despeinada."

Luego he perdido el coche en el parking. Era la plaza 3229 no la 2932.

Es bonito el cartel que ha escrito el tal Rafael, ¿verdad?

10 nov. 2008

He visto atacar naves en llamas más allá de Orión



Hacía meses que no tocaba el piano en mi casa en domingo por la mañana. Ayer lo hice. Mi perra rubia tomaba el sol. Mi perro negro lloraba un poquito porque le cuesta ser valiente. Y tanto que cuesta. "Abriga las notas", me dijo mi profesora la semana pasada, pero yo tenía los dedos fríos y el vals era sobre hielo. Pensé en bufandas, guantes, gorros, leotardos. Y claro, a la vez en leopardos.

Algunas de las cosas que he visto son imaginadas.

2 nov. 2008

Es nieve en las montañas

Video thumbnail. Click to play
Escuchar Audio-Post

2 de noviembre. La lluvia del barrio es nieve en las montañas. El cemento gris y mojado es nieve blanca allí, en la noche. Yo antes escribía de amor, que es como hablar de amor, pero ahora, en esta casa, bajo los tejados que sobrevuelan los coches del futuro, sólo deseo que me toque la lotería (quien dice lotería dice la quiniela, o una beca, o la rifa en la feria) para poder dedicarme al amor. Qué aburrimiento, pensarán algunos. La esperanza siempre tiene algo pendiente. Y por qué no, hoy espero que me lea la chica de Daimiel, y que repita conmigo: "La pasta con tomate siempre está buena- La pasta con tomate siempre está buena", de ese modo ya seremos dos con la misma certeza.

27 oct. 2008

No hay dos palomitas iguales



No me hubiera importado alargar la tarde para siempre y no ir nunca a Australia. Meter el mundo en una tarde.

Cada vez me gusta más la música de Mishima porque dicen la verdad. Hoy hemos hecho comida de otoño. Y cada vez me gustan más las paredes desconchadas de los edificios sin reformar y las porciones de cielo, aunque sean pequeñas. Cada vez me gusta más el cielo. Me gusta trabajar, pero me encantaría poder dedicarme sólo a estar contigo. Creo que eres mi vocación. Esas cosas se saben desde los doce años.

El sábado fui a buscar unas lentillas de prueba porque las que tengo me han dejado de gustar. Estaba la dependienta guapa pero no me hizo demasiado caso, únicamente abrió un cajón y anotó en cada cada lentilla el ojo al que pertenecía. Ya está. Yo le dije que volvería el sábado que viene, y ella me dijo que las llevara puestas, que me miraría. Como si alguien sólo pudiera mirarte si llevas unas lentillas determinadas puestas.

También entré en el videoclub y alquilé una peli, "Special". Trata de un hombre que toma un medicamento nuevo para tener poderes mágicos y ser especial. En realidad es mentira, es alguien corriente, pero se lo llega a creer tanto que se convierte en superhéroe. Cuántas veces hemos pensado que atravesábamos un muro pero no lo hacíamos. Cuántas veces he dicho "mira lo qué se hacer" y no me ha salido nada. Me refiero a que son cosas que le pueden ocurrir a todo el mundo.


23 oct. 2008

toros, nieve y anchoas


Ayer, cuando salí del trabajo, fui a tomar el vermut a una bodega antigua, ya de por sí algo poco corriente en la ciudad. Barriles y cajas de sifones rojos y verdes por todas partes. La barra estaba adornada con una colección de 400 llaveros (o más). Me fijé en las fotografías de las paredes. Eran de tres tipos:

a) imágenes de la nevada del 68 en Barcelona
b) retratos de toreros
c) estampas de santos

Para beber tomé un vermut y me pusieron una tapa de olivas y anchoas... gratis!!!!!! gratis!!! gratis!!! No salía de mi asombro. Qué fuerte, qué fuerte. Se juntaban tres temas insólitos en Barcelona: toros, nieve y cosas gratis. Las anchoas muy buenas, por cierto. Hice fotos y todo.

Lo de los toreros me da igual, pero la nieve y la anchoas me llegaron al corazón.


22 oct. 2008

5 años ya con las comas del revés

Tengo un ipod nuevo de color azul y lo miro todo el rato porque salen las fotos de los discos, y también las fotos del verano. Por la mañana me acompañan en el bolsillo y son animalillos que se mueven. No dejo de pensar en el fin de semana, como cuando te enamoras de alguien y no puedes saltar la valla. ¿Le pasará eso a mi perro negro que se escapa? Y tengo muchas ganas de escribir canciones. Toco la guitarra y pienso, a ver qué me das hoy. La guitarra siempre me hizo mucha compañía.

Esta mañana me he mareado en el coche, conduciendo, y he tenido que parar porque tenía ganas de devolver. No me había pasado nunca. Ha sido un vómito muy pequeño, entrañable, como dedicado. Perdón por hablar de estas cosas tan desagradables.

Carol me hace una cosa que me gusta mucho cuando me ve pensativa. Pone los labios en mi sien, y como si me curara de una serpiente, absorbe y escupe el veneno.

Hacer un mes nos planteamos las semanas como expediciones a una montaña nevada. Los miércoles subimos justo hasta el campamento de en medio, porque la cima está cada vez más cerca.

Mi blog cumple 5 años.

20 oct. 2008

Vuelta a la Tierra

Un fin de semana para recordar siempre. Por el regalo espacial de especial que fue, por la fiesta sorpresa, y por el super concierto de Ani Difranco en Barcelona.

Todo esto me ha dejado con esa sensación extraña de tristeza por exceso de alegría, o algo así. Esta mañana, a los de segundo, les he dejado tocar la guitarra uno por uno, llevan un mes pidiéndomelo. He pensado, "venga, hoy es un día especial". Me he dejado llevar por la emoción del concierto de ayer, y he acabado tocándoles una de Ani Difranco. La reacción ha sido impresionante, se han puesto a bailar como si les fuera la vida en ello. Qué locos están los niños.


17 oct. 2008

árbol





Esta mañana he enchufado el ipod a la radio del coche y lo he puesto en modo aleatorio. Por la diagonal ha empezado a sonar el villancico que compuse durante las navidades pasadas. He subido el volumen y he bajado las ventanillas. Mi voz retumbaba entre los coches parados a las 8:10. Me ha parecido un momento tan sincero... feliz navidad cabrones, ya es viernes. Ha pasado la mujer que va en bici y con tacones. De fondo los cascabeles y ella pedaleando con ímpetu.

Carol y yo hemos aumentado nuestro número de hijas imaginarias. Las hijas imaginarias son muy prácticas porque no existen, y no cambian tus planes.

Primero nació de la imaginación Paola Jr. Ahora tiene 10 años y ya está muy alta. Está fascinada porque le regalé una foto de su bisabuelo Miguel boxeando. La tiene en un marco encima del escritorio. Luego vino Jimena, en honor a una niña que conocimos en Madrid haciendo la cola del autobús. Jimena siempre viste de domingo y es pijilla. Tira más hacia Carol. Mi preferida es Paolita, la primera, pero reconozco que Jimena es muy mona. Ahora tiene 7 años. La vamos educando para que sea laísta y leísta: "El juguete, Jimena, ¿dónde le tienes?". Nuestra última adquisición de hija imaginaria es Flavia, de 12 años. Flavia está entrando en la preadolescencia. Tiene un fotolog y se pasa el día en el messenger. Todo lo escribe con una MaYúScULa sí y otra no, y alargando las vocales: "holaaAAaAAaaAA, k pASaAA?!?!? k fEUuuu AkTa TaRdAAAaaaa?!¿!" Quiere ser escritora, pero también dependienta de H&M. Ya le hemos dicho que en principio es compatible.

qué sueño

Hoy he atravesado un arcoiris en coche. Estaba en medio de la autopista, no he podido esquivarlo. Llovía a mares, y a ríos, y a todo lo que quepa agua.
La autopista puede llevarme a cualquier momento de mi vida, sólo depende de la salida que escoja. La verdad es una chorrada como una catedral.
La verdad: es una carretera como otra cualquiera y sólo lleva a los sitios que salen en los mapas.

14 oct. 2008

Probando mis primeros minutos con 30 años

Probando. probando. 1, 2. 1, 2. Funciona? Hola? ah ah. Un poco más de reverb, por favor.

14 de octubre de 1978. Siempre me ha parecido una fecha bonita e importante, parecida a la de los descubrimientos, los coronamientos, los inicios de expedición, las grandes nevadas, las grandes lluvias, las primeras piedras, el primer paso en otro planeta, el primer vuelo, la conquista, la reconquista. Etc.

Me gusta mucho el día de mi cumpleaños, aunque caiga en martes. Recuerdo que para este tiempo en la Tierra ya hacía frío porque solía estrenar abrigo justo hoy. Era emocionante.

El día del cumple debería ser fiesta.

10 oct. 2008





Antes de comer tengo una hora libre y algunas veces la aprovecho para caminar hasta el mar y quedarme allí un rato. Pasear por la playa vestida con ropa de calle me parece bonito, estético, en blanco y negro. A esa hora también hay chicas vestidas de enfermeras y chicos con corbata sentados en la arena. El miércoles vi a dos nadadores que salían del agua y venían de lejos, creo que del espacio. Al salir del agua miraron a su alrededor y vieron los grandes edificios. Un niño y una madre bañándose. Corriendo hacia las duchas. Va a llover.

Allí pienso en ti y en nuestros planes. Se desvanecen las olas metálicas. Imagino piropos absurdos y tontos, y los pienso en voz baja: Eres tan guapa que las cámaras fotográficas se disparan solas cuando pasas. Luego imagino las consecuencias que acarrearía: cientos de personas con la foto de una desconocida en su cámara.

Mi santo lo celebraré en las primeras filas de un concierto.


2 oct. 2008

Cosas de la vida, ayer nevó en Marte





Ayer, 1 de octubre, nevó en Marte.

Esta es una de las frases más bonitas que he pronunciado en toda mi vida. Ayer, 1 de octubre, nevó en Marte.

El espacio es lejano y absurdo, como imaginado.

Lo supe a eso de las 8:20 de la mañana, tomando café en el bar.

Phoenix, la sonda espacial, la nave, el robot, dijo: Mi láser ha detectado nieve cayendo desde el cielo.

A Phoenix le queda poca energía. En el polo norte de Marte apenas ve el sol y no puede cargar sus placas. Para aprovechar la que le queda, se auto apaga 4 horas cada noche. Luego se enciende y lo vive todo a tope. Su último deseo es poder fotografiar la nieve, que no se evapore antes de llegar al suelo.

Sigo enamorada.

28 sept. 2008

I love taikonautas






"Tengo aquí una sensación maravillosa. La Tierra es muy bonita", le dijo uno de los astronautas chinos a su mujer por vídeo conferencia desde el espacio.

Qué bonito ser astronauta, o mejor aún, taikonauta, y salir en la TV vestido de astronauta, mientras todo el mundo aplaude y grita tu nombre.

Y que un montón de gente se desplace desde de sus casas,
sus hogares,
hasta el lugar del lanzamiento de la cápsula
para despedirse de ti
con dos besos en la mejilla
y un abrazo muy fuerte y ridículo
porque quiere ser tan grande
que se pierde en la intención.

¿Y si no vuelven a verte nunca más?


Los astronautas chinos sí han vuelto, y nada más salir de la cápsula los han sentado en unas sillas de cámping, debían estar cansados de dar vueltas en esa especie de escafandra gigante y espacial. Les han regalado ramos de flores como a Elvis en el concierto de Hawaii y luego se los han llevado levantando la silla a pulso (un gesto primitivo para contrarrestar tanta parafernalia futurista)
Han aterrizado en un desierto.

Creo que mañana daré una vuelta por la playa antes de comer.


24 sept. 2008

poema sin comas para que comas





la Ap-7
dirección Girona
a la altura de la salida de Santa Perpètua
desprende un olor a cruasán
inesperado en una autopista


cruasán.

(Del fr. croissant, medialuna).

1. m. Bollo de hojaldre en forma de media luna.

23 sept. 2008

Muy personal

Yo nací en un barrio de Barcelona, Sant Andreu. Muy cerca del campo de fútbol y el club de natación. Los domingos, mi padre me llevaba a ver jugar al Sant Andreu. A mí me gustaba porque podía comer pipas, pero los goles no los entendía.

Solíamos ir a un videoclub de la calle Onze de Setembre. Me gustaban las películas de Bruce Lee. Siempre había alguna nueva de Bruce Lee. Me encantaban sus patadas. Y las llaves.

En la misma calle había una juguetería. Allí me compraron un patinete con el que cruzaba el pasillo de casa, y un año después, un monopatín negro. También una bici BH azul a la que le puse muchos accesorios raros. Mi mejor hallazgo fue un paravientos de moto tirado junto al container. Se lo puse a la bici y sí, realmente paraba el viento.

Mi madre hacía caravana con el coche cada mañana para llevarme al colegio. Me entretenía ca(o)ntándome coplas de Concha Piquer que eran historias cortas. Yo la veía rubia y guapa. Mi madre viajaba y me traía regalos. Yo la iba a buscar al aeropuerto y a la estación de Sants. En cada viaje la perdía. Pero al cabo de una semana la volvía a recuperar. Mi padre me llevaba al cine cuando mi madre estaba fuera. Una vez, vimos 3 veces seguidas La Historia Interminable. Mi padre me enseñó a atarme los cordones de las bambas en un bar. Me acuerdo mucho de ese día cuando los niños me piden que les ate los cordones en el patio.

Los domingos me llevaban a la Barcelona de los guiris y de los que no han nacido en Barcelona: Las ramblas, paseo de gracia, el gótico, la catedral, las palomas de plaza catalunya, etc. Y a mí me parecía un viaje a una ciudad lejana a la que se llegaba cruzando la Meridiana y subiendo la Calle Aragón.



18 sept. 2008

Nueva rutina



Por las mañanas escucho la radio para saber cómo está el tráfico en la Ronda Litoral. Me encanta cuando conectan con la chica del helicóptero que predice atascos desde el cielo.

Qué estampa más bonita la de la fábrica que echa humo blanquísimo. La fábrica anuncia que la ciudad está a punto. Es nuestro faro. "He pasado la noche en vela por vosotros. Luces de neón, alumbrad las autovías y las autopistas". Es la fábrica nodriza.

Los rayos de sol luchan y esquivan los enormes bloques de pisos. Los rayos de sol se estrellan en el capó de los coches que avanzan lentamente en caravana. Qué soledad metálica. Los conductores bostezando y pintándose los labios. Y en la radio, la chica del helicóptero anuncia circulación densa hasta la salida 28 con el murmullo de las hélices de fondo. Me encanta.

Luego pongo el cd y disfruto del momento con alguna canción.

(En el vídeo que he encontrado en Youtube -autor: teddyduchamp) suena de fondo una de mis canciones preferidas de Mishima, que son brutales con las letras. Siempre que los escucho pienso: es verdad, es verdad, es verdad. Todo lo que dicen es verdad.)

16 sept. 2008

uuh!


He vuelto a encontrarme con el fantasma de las paredes.

Lo cierto es que ha recorrido un largo camino desde dónde estaba... Pensándolo en metros, un total de 5 paradas, un transbordo, y 5 paradas más. Pensándolo en muros, tal vez haya traspasado unos 100.

Pero ahí está, acompañándome cada día, como los buenos y los malos.




14 sept. 2008

Empieza todo

Acabo de ver Cabeza de Perro, una película de Santi Amodeo de hace un par o tres de años. Me ha gustado mucho. Nos ha gustado mucho. Carol está guardándola en la caja y de paso se ha sentado en el suelo a repasar los dvd's que tiene.


Carol tiene muchas películas, sobre todo en blanco y negro. Y también en color. Ahora ha abierto una caja de dvd y le he preguntado, ¿qué peli es?, y me ha dicho que escriba, "tú escribe, quiero ver el inicio de una peli".


Desde aquí veo que es Las nieves del Kilimanjaro. Una peli con Gregory Peck y Susan Hayward. Y Ava Gardner. Basada en una novela Hemmingway. Es en technicolor. El Kilimanjaro es un monte cubierto de nieve. Cerca de la parte oeste se ve el esqueleto reseco de un leopardo, nadie ha podido explicarse qué es lo que buscaba un leopardo a esas alturas. Se ve una especie de campamento y gregory peck enfermo delirando. Míralos, dice. Se refiere a los buitres. Son unos pájaros repulsivos, pero saben lo que hacen, dice gregory peck. Carol está muy atenta porque sólo quiere ver el inicio, y si algo la despistara, todo esto sería absurdo porque los inicios duran poco, por eso está tan atenta. En la película también salen hipopótamos. Si los hipopótamos bebieran siete sorbos de agua, o si alguien les diera un susto pequeño, pero susto, dejarían de tener hipo y serían sólo Pótamos.


Fin de la noche.

9 sept. 2008

Jamás había subido a un tiovivo -pasados los 6 años-, por eso hice una foto desde dentro. Es bonito subir a una noria, es como en las películas.





Nos ha adelantado un coche fúnebre lleno de flores y nos hemos santiguado. Inmediatamente ha sonado Crazy de Aerosmith en la radio y nos hemos vuelto a santiguar. A la vez. Pasión.

No hace demasiado me hice unas gafas nuevas en la óptica universitaria. Mientras esperaba les escribí un poema a las dependientas sonrientes y simpáticas. Es la bata blanca. (Qué lástima, no lo encuentro, podrías escanearlo) Apenas ha cambiado tu graduación, te ha subido un poco el astigmatismo, me dijeron, te ha subido sólo un poco, nada importante. Aquella tarde, por primera vez vi el final de la calle del videoclub. Hasta entonces no me había dado cuenta, pero el final lo veía borroso y la calle acababa antes para mí. Los semáforos, los pisos de las ventanas azules, el muro de la antigua fábrica. Un horizonte nítido y presente. Qué alucine de gafas nuevas.

Más o menos me pasa con otras cosas, que lo veo todo más claro. Y no es diferente a cómo lo había imaginado, es tal cual, pero me da seguridad. La sonoridad de "pómulo" es contundente porque es dónde reciben golpes los boxeadores. Por eso es tan dura. Nariz rota, pómulo abierto, labio partido.

Fin de semana y lunes Ikea. Has dejado un hueco en tu casa para mi piano. Un hueco a posta. El día que mi piano suba por el balcón. El día que mi piano suba valiente por tu balcón. El día que mi piano valiente se arriesgue, suba por tu balcón, ponga en peligro sus notas. El día que el piano valiente se arriesgue y se enfrente a su afinación. El día que el piano valiente desafíe y desafine. De ese día se hablará. Bla, bla, bla..

Tengo un perro negro que parece cobarde, pero yo le acaricio y le digo que es mi valiente. Necesita que crean en él, es bastante sencillo.

Estoy sola en casa. Nadie me espera para cenar. Nadie espera que me duche y baje a cenar. Me disperso.




4 sept. 2008

Astral




Ayer, mientras esperaba que se pusiera en rojo un semáforo, vi a un chico que cruzaba sonriendo. No sé qué me pasó, pero hice algo parecido a un viaje austral o pitecus, no sabría decir exactamente, y me vi como un ser lejano a la especie humana. Aquél chico podía ser objeto de estudio. Por qué mueven el rabo los perros? Por qué sonríen los humanos de vez en cuando sin motivo aparente? Las moscas duermen? Hoy, en otro semáforo, una mujer cargaba plantas gigantes en un coche descapotable, era un jardín ambulante, una cosa súper extraña. Es el efecto de empezar a trabajar después de tres meses de vacaciones.

Yo en mi mundo feliz, ciertamente feliz, que doy un asco que te cagas también lo sé. Es lo que tiene llevar dos años y medio enamorada perdida de Carol Blenk -a la que creo que voy a dejar de llamar Sofía porque con tanto nombre me armo un lío-. Se produce el efecto "todo me resbala" y es astral.



26 ago. 2008

Esta noche no tenía previsto hacer ninguna canción


Pero he empezado a escribir sobre el día de hoy y he hecho una de emergencia, de estas que luego no recuerdo los acordes. La he grabado aprovechando que todo el vecindario está de cena menos yo, que a veces me vuelvo un poquito asocial. Sólo un poquito. No he quitado nada porque es una canción express y no tenía ganas de editar.



"Ya he llegado. Todo ok. El Ave es tan rápido"

He firmado un cambio. Estábamos cerca del mar y en los huesos, la humedad. El tiempo estaba revuelto. En la gasolinera olía a pan.
Nadie personas en la playa. Repito, nadie personas en la playa. El socorrista deprimido, que alguien salve su vida, que alguien la arriesgue por él.

"¿qué has comido? ¿dónde? ¿ya has estado en la iglesia más grande? "

He tenido sueños en miniatura, coleccionables, por entregas, ya en su quiosco desde el 1 .

Fotos en la ronda litoral a gran velocidad. Mensajes de texto, me besas con asterisco *

21 ago. 2008

Desde el espacio: Cita en un restaurante




hola Silvia, perdona el retraso... una nave averiada y caravana. Ella dice: no pasa nada, yo también he llegado un poco tarde, birip. Yo digo: Joder, ¿qué ha sido ese "birip"? Dice que su modulador de voz necesita una revisión, que últimamente falla demasiado. Una robot guapísima un poquito averiada es un acontecimiento dulce en el espacio. Miro a mi alrededor, el restaurante parece caro. No sé si podré permitírmelo, no tengo demasiados puntos acumulados, pero ella dice que tranquila, que estoy con una robot y los puntos se multiplican por mil. Silvia sonríe y desprende algo muy natural, como un zumo de naranja o crema hidratante.
Me explica que no entraba dentro de sus planes volverme a ver, Paola, pero que el otro día me dejé unos pendientes en su casa, y comprendió que significaba que había algo pendiente.

Tú también me caes muy bien, jamás había conocido de cerca a una robot y la verdad es que eres tan fantástica

Tan fantástica como artificial. Silvia dice: de la carta te recomiendo, según tu peso, altura y masa corporal, pez estelar con galáctica de esferas siderales espolvoreado con micro fragmentos de cola de cometa. Para beber tomaremos un vino blanco de Venus con destellos lunares.

<< Anterior post desde el espacio



19 ago. 2008

Wifeando en el faro



Hacer castillos de arena sola no me gusta demasiado, pero es lo que hay.

He llevado el timón de un patín de agua typical spanish y he sentido en los pedales la fuerza del mar inmenso. En el horizonte, yates y veleros blancos, zodiacs de la cruz roja y motos acuáticas. Al otro lado, el perfil de la playa, colchonetas de colores y tablas de surf de la sirenita. Cada día me da más pena dejar el agua porque está preciosa este año. Me he bañado durante horas y se me han borrado todas las marcas, ahora los peces llevan mis lunares. Bajo el agua hay historias silenciosas que te dejan sin respiración. Nado a croll y giro la cabeza hacia un lado, respiro y veo mi brazo y una porción de cielo, qué guay. Mi prima de diez años se ha ido llorando a Barcelona porque quería quedarse más días pero sus padres no la han dejado. La he acompañado hasta el coche por si cambiaban de opinión en el último momento y yo lo esperaba tanto como cuando mis padres cambiaban de opinión en el último momento y nos quedábamos más días, pero se han ido. Se ha alzado el Ejército Vacío por dentro, pero no quiero que avance. La echaré de menos esta semana. Esto tiene más sentido si hay algún niño. El verano tiene más sentido si hay algo de infancia aunque no sea la tuya. El verano es para los niños, los guiris y los profes, básicamente. Y ahora, en la terraza del café wifeando. Empieza a oscurecer y a lo lejos, olor a sardinas. Te echo de menos. Estoy supermorena ya. Es curioso, me siento como si hubiera estado en el espacio, en algún chiringuito chill out de Saturno.

14 ago. 2008

Des de l'espai: Sílvia (audiopost)


Estem molt atabalats a l'espai perquè aquest dies és la pluja de Sant Llorenç. Tenim uns paraigües com els que hi ha a la Terra, però al revés, com quan allà baix se't girava pel vent, però una mica més sofisticats. Paraestels. D'aquesta manera ens protegim de les esferes de plasma autogravitant, en un estat d’equilibri hidrostàtic o molt proper a ell, que genera energia en el seu interior que a la vegada està sostinguda per reaccions termonuclears. Aquí, l´únic desig que val és que no et caigui cap estrella al damunt. Aquesta és la veritat.

Avui estic millor. Suposo que ajuda que la Sílvia m'hagi trucat. La Sílvia és una gogó que vaig conèixer dissabte passat a una festa. Una festa d'aquelles super fashion plena de pijos dels que venen a l'espai a fer un màster. Però jo no, diriem que jo sóc de la banda dels exiliats. Estem aquí per feina o bé per curar-nos d'alguna cosa que no hem acabat de pair.

Jo sempre havia volgut lligar amb una gogó de discoteca. Les veia allà ballant, què bones que estan aquestes ties. Però mai m'hagués imaginat que un dia m'enrotllaria amb una. Les gogós no són humanes a l'espai -a la Terra tampoc- Ara en serio, aquí són robots. Súper ben fets. Amb pell, amb genolls, colzes, polzes, espatlles, cabells, llavis carnosos, tetes, cul, ulls, sexe, mans, peus, cames, nas, ungles, coll, front, orelles, celles, i en resum, tot igual. Saben moltes coses, són súper intel·ligents. Tenen com un google al seu cap. És una passada com parlen de bé, sempre amb el to, el registre i el tema ideal.

La Sílvia m'estava mirant durant tota l'estona que ballava, i jo me la mirava a ella. Però no per lligar-me-la, jo la mirava com fascinada, pensant... "si follés amb tu alguna vegada, Sílvia, seria feliç per sempre". I clar, la tia em va calar. Em va calar perquè aquestes robots gogó també et poden llegir el pensament. És una putada perquè no pots pensar coses xungues, tot i que si les penses tampoc s'ho prenen rotllo personal perquè no tenen sentiments. No tenen sentiments però són educades. De vegades això és millor que tenir sentiments. Una robot podrà donar-te llargues però mai t’enviarà a la merda ni passarà de tu després d’haver tingut una relació íntima, amb educació et farà entendre que no pot ser i t’oferirà la seva amistat eterna a l’espai.

En acabar la seva sessió de ball, va baixar de la tarima -hòstia, quines cames- i es va apropar a mi. Era maquíssima! Morena castanya rossa, amb els ulls verds blaus negres, els llavis vermells rosats fins carnosos, els pòmuls marcats i no marcats, la pell bronzejada i blanca però sense passar-se, els cabells llargs i curts enmarcant-li la cara... i una piga. Ostres, el detall de la piga em va matar, li donava un punt humà super xulu. I el nas imperfecte. Ja les fan així a posta perquè semblin reals.

Em va dir, "Paola, què fas per aquí?" -ja se saben el teu nom, clar, google cap- i li vaig dir, "T'estava mirant perquè em sembla que no he vist a cap dona tan maca com tu en la meva vida a la Terra i a l'espai." Això li va agradar molt, perquè va notar que li deia de de veritat. Em va fer un scanner com els depredator, i va veure que estava plenament conscient i no drogada -aquí tots es droguen com cavalls- i que jo, tot i portar un temps a l'espai, encara tinc molta Terra dins. (Això a les robots els hi mola catxo perquè així poden investigar coses de la Terra, coses humanes).

Després de xerrar molt en un xiringuito chill out de Saturn, se'm va apropar i em va dir a cau d'orella: m'agradaria follar amb tu.

Vam anar a casa seva. Les robots gogó viuen de putamare, en uns àtics collonuts, amb molt de sol i mobles de disseny.

Desde el espacio: Silvia (audiopost)

(para escucharlo y leerlo en castellano)





Estamos muy nerviosos en el espacio porque estos días es la lluvia de San Lorenzo. Tenemos unos paraguas como los que hay en la Tierra pero al revés, como cuando se te gira por el viento, pero un poco más sofisticados. Paraestrellas. Así nos protegemos de las esferas de plasma autogravitante, en un estado de equilibrio hidroestático o muy cercano a él, que genera energía en su interior una vez está sostenida por reacciones termonucleares. Aquí, el único deseo válido es que no te caiga ninguna estrella encima. Esa es la verdad.


Hoy estoy mejor. Supongo que ayuda que Silvia me haya llamado. Silvia es una gogó que conocí el sábado pasado en una fiesta. Una fiesta de esas super fashion llena de pijos de los que vienen al espacio a hacer un master. Pero yo no, yo soy del bando de los exiliados. Estamos aquí por trabajo o bien para curarnos de algo que no hemos comprendido aún.

Yo siempre había querido ligar con una gogó de discoteca. Las veía allí bailando, qué buenas están estas tías. Pero nunca me hubiera imaginado que un día me enrollaría con una. Las gogós no son humanas en el espacio - en la Tierra tampoco- Ahora en serio, aquí son robots. Súper bien hechas. Con piel, con rodillas, con codos, espalda, pelo, labios, tetas, culo, sexo, ojos, manos, pies, piernas, nariz, uñas, cuello, frente, orejas, cejas, y en resumen, todo igual. Saben muchas cosas, son súper inteligentes. Tienen como un google en su cabeza. Es una pasada como hablan, siempre con el tono, registro y tema ideal.

Silvia me estaba mirando durante todo el rato que bailaba, y yo la miraba a ella. Pero no para ligármela, yo la miraba como fascinada, pensando...." si alguna vez follara contigo sería feliz para siempre." Y claro, la tía me caló. Me caló porque las robots gogo también pueden leer el pensamiento. Es una putada porque no puedes pensar cosas chungas, aunque si las piensas tampoco se lo toman rollo personal porque no tienen sentimientos. No tienen sentimientos pero son educadas. A veces es mejor que tener sentimientos. Una robot puede darte largas pero nunca te enviará a la mierda ni pasará de ti después de haber tenido una relación íntima con ella, con educación te hará comprender que no puede ser y te ofrecerá su amistad eterna en el espacio.

Al acabar la sesión de baile, bajó de la tarima -ostia, vaya piernas- y se acercó a mí. Era guapísima! Morena castaña rubia, con los ojos verdes azules negros, labios rojos rosados finos carnosos, pómulos marcados y no, la piel bronceada y blanca pero sin pasarse, el pelo largo y corto enmarcándole la cara... y una peca. Ostras, el detalle de la peca me remató. Le daba un punto humano súper chulo. Y la nariz imperfecta. Ya las hacen así a posta para que parezcan reales.

Me dijo, "Paola, qué haces por aquí?" - ya saben tu nombre, claro, google cerebro- y le dije, "Te estaba mirando porque me parece que no he visto nunca a una mujer tan guapa como tú en mi vida en la Tierra y en el espacio." Eso le gustó mucho, porque notó que se lo decía de verdad. Me hizo un scanner como los depredator, y vio que era plenamente consciente y que no iba drogada -aquí todos se drogan como caballos- y que yo, aunque ya llevo tiempo en el espacio, aún tengo mucha Tierra dentro. (Eso a las robots les mola un montón porque así pueden investigar cosas sobre la Tierra, cosas humanas.)

Después de hablar un buen rato en un chiringuito chill out de Saturno, se me acercó y me susurró al oído: me gustaría follar contigo.

Fuimos a su casa. Las robots gogó viven de puta madre, en unos áticos enormes con mucho sol y muebles de diseño.





13 ago. 2008

Sobre el diseño

El nuevo diseño recoge en un collage algunas de las imágenes que he utilizado como cabacera y de perfil para el blog durante estos años. Estoy en plan remember when. La blognostalgia existe, igual que la huevina. También he querido crear una línea de metro, que es algo que tenía en mente desde hacía tiempo. Quería inventar una línea de metro que recorriera estaciones y paisajes de ficción. Más o menos, esto es lo que hay.

Acabo de salir a la terraza para ver caer alguna estrella, pero no he visto ninguna. La luna está detrás de la antena parabólica del canal satélite digital, y si te sitúas justo enfrente y te balanceas a un lado y a otro, la ves y no la ves.

Cuando fumo en la terraza pienso en las chinas de las pelis de Wong Kar Wai, tan sexis y misteriosas. Me gustan porque no las conozco. Somos científicos enamorados, recogiendo muestras, analizándolas, pasándolas por el microscopio, mezclándolas entre sí, para lograr descubrir la vacuna final.

He sacado a los perros y me he cruzado con una mujer oriental y su hijo, y he pensado, ai mira, los Juegos Olímpicos, hola!

10 ago. 2008

Me encanta esta canción



Me he despertado a las 10. "Ahora me levanto y me voy a nadar antes de desayunar, y así hago ejercicio como recomienda Ausonia en los días de más dolor". Pero la verdad es que nada, o sea, que lo de nadar se ha quedado en nada. Qué pereza. Los grandes planes no deben llevarse a cabo para que quede algo de esperanza. Así puedes transportar esas milésimas de ilusión todo el día, para arriba y para abajo como las maletas en el aeropuerto, hasta que llega la noche y dices, bueno, mañana.

El día ha sido raro. Creo que esta semana no voy a ir al apartamento, y por lo tanto, tampoco a la playa. Me apetece quedarme en casa haciendo canciones hasta el jueves. El viernes ya no haré canciones. Tengo dos pendientes, ya con música y melodía, pero con la letra a medias. Una en castellano y la otra en catalán. Una habla de la melancoisla y será una especie de carta final del verano, y para la otra me inspiré leyendo el horóscopo.


6 ago. 2008

Agosto: Amor-Odio



Odio. Porque la playa en la que hace una semana te ponías donde querías, plantabas la silla y a vivir, está llena de familias con hijos que gritan, y parejas que juegan a palas como si estuvieran en wimblendon, y a ver si aprenden de una puta vez a jugar a palas y a controlar la pelota porque estoy harta de que me pase rozando la nariz, que ni en Formentera la gente dejaba de jugar a palas, ostia puta con lo bonito que es el mar. Las sombrillas que se vuelan y son un peligro, cierro los ojos para tomar el sol e imagino centenares de sombrillas volando como lanzas con la punta afilada probando suerte, a ver donde caigo, a ver donde me clavo, a ver a quién descalabro y luego salimos en la tele antes del partemetereológico, trágico suceso en la playa, sombrilla asesina, el socorrista no pudo hacer nada. Odio agosto porque los niños gritan "medusas" allá donde van. Las medusas existen porque existen los niños. Odio agosto porque mi padre se cabrea, tiene el coche lleno de resina, los árboles heridos que sangran, y la paga conmigo, y yo me siento como cuando tenía 10 años pero con casi 30, gilipollas con g de guarra. Y pongo la maleta encima de la cama y empiezo a meter ropa, desde finales de junio llevo la misma ropa en la maleta -la lavo y la vuelvo a meter-, maleta arriba, maleta abajo. Meto todos los bikinis, esto es definitivo, todos dentro de la maleta porque no voy a volver, las chanclas para rocas, las chanclas para arena, las chanclas para calle, las vans para conducir, los zapatos blancos que son de arreglar, la blusa verde, la blusa marrón, las dos camisas blancas, las veinte bragas, la camiseta de mi ex, que la lavas y no se arruga y es genial. Que me voy, como en las canciones y las películas, en coche, en helicóptero, en moto, en zodiac con volante. Luego me lo pienso y me quedo. Cosas de familia en agosto.

Amor. Improvisamos unos días. Hace un mes que nos fuimos de vacaciones, pero tú te puedes escapar y yo también porque tengo vacaciones eternas de profe, y ¿dónde podemos ir sin arruinarnos con los billetes de avión? y sin tarder más de dos horas en llegar. Ojalá pudiéramos volver a formentera, o ir al apartamento pero están mis tíos, y mis primas y mis padres, y sólo faltan mis abuelos. ¿Y si nos vamos a menorca?, qué caro es el avión para mañana, ¿y si nos vamos a Cadaqués? está aquí al lado, podemos ir en coche. Vamos a Cadaqués. Buscamos hotel por internet, vale, este pinta bien. Han tingut sort, ens queda una habitació amb vistes a la badia. Qué luminosa, que bonitas vistas, nascut entre blanes i cadaqués... Qué calor, brisa africana, zumos naturales, kiwi con melón, mojitos, suquet de peix, desayuno de elefantes, motos de alquiler, cascos no homologados, oímos las campanadas de la iglesia desde el agua, son las doce. Feliz año nuevo! Te quiero, me quieres. Nos besamos, nos quitamos la ropa, nos frotamos para ver el futuro, qué guapa eres, no, tú más, no no, tu más, yo soy la mona, tú eres la guapa, no, tú eres guapa, yo soy mona. Mi moreno es más dorado, el tuyo es más... es más.... es más moreno. No abras los ojos aún, tengo que protegértelos, la luz te hace daño porque los tienes muy bonitos y lo bonito duele que te cagas.


Dejado en la puerta de una casa. Espero no causara ningún malentendido.

31 jul. 2008

Teletac

Hacía siete años que no iba a esa playa como homenaje a una perra negra que tuvimos y que murió. Sólo se bañaba si yo me metía en el agua. Se pasaba la mañana persiguiendo cangrejos. Estos días el agua está fresca y transparente, y un fantasma canino y bueno planea por encima de las olas y la arena. Hasta siempre perra negra. Guau. Bup.

Está Eva.
Ayer noche la vi freír carne en la cocina de su apartamento. Olía a lomo. Comía algo mientras le daba la vuelta a la carne, un retal de lomo ya hecho... tal vez, o un cacahuete, una oliva... no sé. Yo volvía empapada de bañarme, oscurecía. Eva estaba tan guapa como siempre. Pensé: ojalá estuviera friéndolo para mí o yo estuviera friéndolo para ella. En cualquier caso, lo importante es alimentar y que te alimenten, porque es un gesto de amor. Si alguna vez alguien cocina para ti quiere decir que le importas un poco. Eva me conoció con 3 años, y yo a ella con diez meses. Lo he estado calculando.

He vuelto por la autopista en dirección contraria a todos, disparando barreras con el teletac. He venido a buscarte porque en ningún sitio estoy mejor que contigo. Todos esos idiotas son idiotas y siempre lo serán.

28 jul. 2008

Azul piscina

Te sacas de los ojos una piscina y me dejas las llaves de tu casa para que nade siempre que quiera. Han caído algunas hojas de los árboles y se han quedado en el fondo. Las he rescatado una por una, menos las que estaban cerca del tapón. Siempre me causó mucha impresión el tapón, por si se me lleva para dentro y me olvidan.

25 jul. 2008

Algunas cosas de estos días

He cruzado nadando unas cuantas veces la piscina para acordarme de ti y de cuando me mirabas mientras lo hacía. En total han sido 10 piscinas, eso quiere decir que puedo multiplicar mi recuerdo por diez. Luego me he secado al sol. El verano es estupendo se mire por donde se mire. Por arriba, por abajo, de perfil. Es una chica guapa.

He vuelto a casa unos días. El último fin de semana de julio de hace tres años, metí bajo la sábana a una de mis peores pesadillas. Y quién iba a decirme entonces que iba a serlo. Nadie. Santos que yo te pinté, demonios se tienen que volver. Por si acaso, hoy no voy a dormir en casa. Pero hay muchas cosas que tampoco nadie te dice y son buenas.

El fin de semana pasado estuve en el Summercase.

Lo que más me gustó fue:

- El bocadillo que nos llevamos de casa -estaba súper bueno- y que nos comimos después del concierto de The Breeders, sentadas en el césped sobre el pareo azul Formentera. Eso nos trajo mucha melancoisla.


- Las Breeders.
- Bailar con un melocotón en la mochila mientras sonaban las CSS. Y el melocotón botando, plom. plom. plom.
- La pancarta del concierto de Antònia Font: "Un llapis d'Ikea, un pistatxo, wuaa yeah!". ¿Alguna vez he explicado que yo vi a A.F. hace unos 5 años en concierto en Mallorca? cuando nadie los escuchaba...
- Encontrar un sitio para hacer pis que no oliera a pis.
- Que Los Planetas tocaran la de santos que yo te pinté demonios se tienen que volver.
- Los conciertos.
- Las tres únicas estrellas que se veían y que nos comimos alcanzándolas con los dedos y llevándonoslas a la boca, práctica que iniciamos hace dos veranos.
- Volver contigo a casa.


10 jul. 2008

Rectifico, ya no cierro el blog

Ya sé que esto no es serio. ¿O sí?

¿Cómo me voy a ir después de 5 años? pero si no me cuesta nada actualizar. Si esto ya escribe solo. Eso sí, esta noche me voy de nuevo unos días fuera.

Ayer murió Sergio Algora, cantante, poeta y compositor. Yo lo conocí por La Costa Brava. Me lo dijo Sofía por sms. Una pena de las grandes. Era muy joven. Él si era un verdadero gigante. No me cansaré de cantar tus canciones mientras pasa la procesión de semana santa por mi calle.

9 jul. 2008

Adiós con el corazón

Después de pensarlo durante unos meses, creo que lo tengo claro y dejo este blog que me ha acompañado durante casi cinco años ya. No ha pasado nada malo, bueno sí, ha pasado algo, que ya no me ilusiona el proyecto. Eso quiere decir que si vuelve a ilusionarme, volveré. Tampoco sé si seré capaz de no escribir aquí, porque ya es como una costumbre.

Me da pena dejar a Paola, o a memoria, así, abandonaditas, porque para mí estos años y este blog han sido muy importantes.

Me gustaría dar las gracias a los que me leéis desde hace tiempo, también a los nuevos, sois gente increíble y peculiar, me habéis dado mucho.

Un abrazo enorme a todos y a todas.

Hasta la próxima!

(qué frío, no sé como despedirme...)

8 jul. 2008

melancoisla nº2: Si te escribes una carta



Me he levantado pronto y he desayunado fuera. Medio bocadillo de jamón dulce, mi preferido desde una tarde que me supo a gloria.

He leído la prensa por encima.

He limpiado el balcón porque estaba lleno de cagadas de paloma. Mi abuelastro siempre dice que las palomas son como ratas con alas. Yo las odio desde hace año y medio. De pequeña me encantaba darles de comer. Mis padres me llevaban los domingos. Me ponía el chupete hacía un lado, como cuando te molesta el bolso, y abría el paquetillo de alpiste.

Por la tarde ha venido mi padre con una especie de tabla llena de pinchos para ponerla en la repisa donde se posan las palomas. Espero que no se hagan daño, no es mi intención, sólo quiero que el cortejo lo hagan en otro sitio que no sea mi balcón y que no me despierten a las cinco de la mañana con sus arrullos y aleteos. Supongo que serán listas y al ver los pinchos se irán, a no ser que sea un palomo faquir. Por lo visto, el macho, después del apareamiento aplaude dos veces en el aire. A partir de ahora yo también voy a aplaudir. Me parece bonita la idea.

Luego he estado en la biblioteca. He escogido unos cuantos libros pero esta vez no he tenido suerte, ninguno me ha interesado. Me ha decepcionado mucho Nocilla Dream de Agustín Fernández Mallo. Tanto rollo para no entender nada. Tal vez si fuera adolescente me gustaría. En la adolescencia se leen muchos libros sin entender demasiado bien lo que dicen. Es necesario.

Ya he acabado la biografía de Diane Arbus y un cómic, El martín pescador de Luís Durán. Necesito un libro ya, la semana que viene me marcho otra vez de vacaciones. Tal vez imprima el borrador de la primera novela que ha escrito una buena amiga.

Echo de menos que alguien me lleve en coche. Siempre conduzco yo. Quiero ver pasar el paisaje y que otro decida cuando adelantar, cuando no hacerlo, cuando frenar, acelerar, cambiar la marcha... esas cosas.

Le he pedido a Victoria una semana más para entregarle la carta en la que debo explicarme una cosa. Sólo sé que me la voy a escribir desde alta mar, en un barco. Pero no sé como empezarla: querida mía, amiga, estimada, hola... después de todo este tiempo... he decidido escribirte esta noche desde un barco que cruza el mar. Me gustaría que imaginaras un mapa y una nave diminuta que se mueve por la parte pintada de azul. Ahí estoy yo, o sea tú, o sea, nosotras, o sea, no sé.




7 jul. 2008

Melancoisla


Melancoisla:

1. f. Tristeza vaga, profunda, sosegada y permanente, nacida de causas físicas o morales, que hace que no encuentre quien la padece gusto ni diversión en nada cuando se está lejos de Formentera.


He llegado tan limpia de todo. Me ha costado ducharme, yo quería conservarme en sal marina. Aún tengo granos de arena entre uña y carne.

Melancoisla por la playa, el tejado y la puerta de color verde que veíamos todas las mañanas desde el balcón.


Melancoisla de las carreteras vacías con faro al fondo.


Melancoisla por el mar. Sofía se ha llevado su color en los ojos. Nadar entre pestañas es arriesgado.


Melancoisla de la hora que nos duchábamos y salíamos a cenar con el pelo mojado y la ropa arrugada.


El corrector ortográfico no entiende mi melancoisla.


25 jun. 2008

Formentera


Mañana nos vamos, hay mucho que celebrar.

19 jun. 2008

Estoy muy contenta porque he acabado la carrera, pero hasta que no tenga el resguardo del título no me lo voy a creer del todo.
Ya tengo trabajo para el curso que viene. Creo que las velas de mi abuela funcionan. Hoy es un día bonito.

17 jun. 2008

buscando un sitio



Los cuellos son importantes. Los cuellos son un refugio. En los cuellos se da y se toma el pulso. Desde el cuello todo se ve distinto, en un cuello se vive diferente. Voy a irme de casa.

Me voy a tu cuello. Como un perro sano con el hocico helado.

14 jun. 2008

Mete la botella de vino blanco en la nevera. Llego a las 21:00.



Estoy leyendo una biografía sobre Diane Arbus, escrita por Patricia Bosworth. A veces habla sobre Howard Nemerov, el hermano de Diane. Fue aviador y luego poeta:

Justo antes de Pearl Harbor, Howard se presentó como voluntario a la Fuerzas Aéreas de Estados Unidos, pero no pasó la prueba de admisión. Inconmovible, se alistó a las de Canadá. Le perseguía el sueño romántico de ser piloto desde su infancia, cuando había tenido como héroe a Charles Lindberg. En todo caso, fue un decidido gesto de independencia frente a su padre, y una forma de probarse a sí mismo. Mientras duró el entrenamiento en Ontario, Canadá, vomitaba cada vez que ponía un avión en vuelo. También escribió desde allí largas cartas a John Pauker: "deseando que la guerra acabe pronto, estoy otra vez con una maldita depresión... leo Habitación Oscura, obra temprana de un tal V. Nabokov... es buena... anoche fui a un baile y vi a dos sargentos bailando juntos. Parece mi querido Berlín... hice un vuelo a solas...aterricé mal, pero fue un alivio estar solo por primera vez en nueve meses...tuve la nota más alta de la clase de meteorología, 50 de 50, aún soy el buen chico de Fieldston, ¿no? " Y, por último, el siguiente telegrama: "SACA LA BOTELLA. ESTARÉ EN CASA A CENAR EL SÁBADO. SOY PILOTO CON RANGO OBSERVADOR. SEGUNDO DE LA CLASE. DEBO BEBER MÁS."

13 jun. 2008

Casi blanco.
Pero aún no.

11 jun. 2008

últimos días





Desde que ví Las Vírgenes Suicidas, cuando un niño de 13 o 14 años se sienta frente a mí en el autobús, siempre me pregunto si ya se habrá enamorado alguna vez.

Tengo esto lleno de papeles. Voy a poner un poco de orden: lo dejaré todo encima de la cama que no uso. Un día los archivaré, un día.

Si tengo tiempo, hoy abriré mi maleta de cartas de los inviernos de los 11, 12, 13 y 14 años, y las leeré. Todas vivíamos en Barcelona, a menos de dos paradas de metro, pero nos escribíamos para recordar el verano y cuidarlo, para darle aliento y buscarle un lugar donde estar a salvo hasta el año siguiente. Jamás nos veíamos durante el invierno. Vivir en un barrio diferente era vivir en la otra punta del mundo.

Ayer hice caravana en la Ronda de Dalt. Yo iba escuchando la radio. Pensaba en los finales de etapa, en los últimos días que haces algo, en lo despegada que me siento de la facultad, en las ganas que tengo de perderla de vista...

Pasaron los camiones de la huelga. Avanzaban por el túnel tocando el claxon. Sentí miedo, qué tontería. Las bocinas rebotaban en las paredes y parecían venir de lejos. Eran fantasmagóricas.

Me voy a arreglar los papeles.


9 jun. 2008

Yo quiero un pedal como el de Feist


He acabado mi memoria de fin de carrera y yo aquí sin inmutarme.

Ayer llovió mientras viajábamos en metro. Al salir de la estación, una cortina de agua nos separaba de la calle. Fue fantástico. Entre las vías del metro vimos un riachuelo.

Tras el concierto de Feist del sábado, decidí que me voy a comprar un pedal como el suyo y lo voy a usar en septiembre en clase. Es una excusa que me encanta. Podemos grabar voces, guitarras, percusiones, y luego usarlas de base. Se me ocurren muchas aplicaciones didácticas para el pedal, en serio. Va a ser alucinante. La introducción de la guitarra eléctrica me dio resultado, así que, por qué no la del pedal de feist...

El concierto desde la segunda fila parecía una locura.






1 jun. 2008

1 de junio






Audio Post de Ficción:


Para escucharlo click al play. También puedes escucharlo desde mi podcast.

(La voz en off del inicio es de Carol Blenk. El texto lo escribí para que ella pusiera la voz. La canción que toca "la banda del hotel" la he grabado en mi casa, así que yo soy toda la banda: el batería, el bajista, el pianista y la guitarrista cantante. Es una versión que hice algún tiempo ya de una canción muy popular, y que últimamente tocaba con el piano, pero hasta hace dos días no me había atrevido a grabarla... porque cuando grabas, el sueño de canción acaba y siempre queda diferente a como la imaginabas)

Este es el texto:

Estoy sentada en una de las mesas que rodean la piscina del hotel. Somos pocos. El camarero acaba de servirme un mojito bastante cargado, estamos a principios de junio, tienen las botellas de ron por estrenar.

Qué solos son los hoteles de playa cuando aún no han llegado los turistas en masa, qué solos cuando se marcha el verano y todo acaba. Pero ahora, a 1 de junio, aún queda esperanza. Las luces de la piscina iluminan la noche.

Está tocando un grupo en directo. Lo anunciaban en la pizarra que está justo antes de entrar al buffet: Esta noche actuación en directo de "La Aviadora y los Pararrayos". Qué lástima, yo quería ver a algún imitador de Elvis de esos que recorren la isla con un cd de karaoke en la maleta.

La banda está compuesta por un pianista que se está dejando el alma en un vaso de whisky. Luego está el bajo, un tipo muy alto y desproporcionado. Al batería no le veo la cara desde aquí pero parece guapo. Los baterías siempre son muy guapos. La cantante toca la guitarra. Habla arrastrando las palabras y lleva unas gafas de aviadora en la cabeza o no sé qué... Me parece que está bastante sola. No tiene mala voz, aguanta bien los finales pero en los ataques la caga. ¿Dormirá en el hotel o se marchará a casa? Podría invitarla a una copa después del concierto. Parece interesante. No sé. Eso es de viejos... invitar a copas...

El azul piscina, las terrazas del hotel iluminadas pero vacías, el ladrido de un perro a lo lejos. Siempre, estés donde estés, ladra algún perro.

Creo que el grupo está a punto de tocar la última canción. Todo esto tiene aire de despedida desde el principio, pero no lo es. Hoy es 1 de junio. Bueno, voy a escuchar la última canción del grupo, a ver qué tal.



(descargar el post entero)

(descargar sólo la canción)


30 may. 2008

"¿Gotas antipájaros, por favor?"





Mi casa está llena de perros imaginarios.

Mi perra albina ya va por el segundo embarazo imaginado.

Ha vuelto a pasar la noche buscando a sus cachorros.

Le da mil vueltas a la sábana y llora porque no están.

Hoy los ha buscado detrás de las macetas,
pero no,
tampoco allí.

0'5 ml de gotas al día para que se le pase
y desaparezcan todos los cachorros de su cabeza.

Yo tengo pájaros,
ella perros.

Pero yo no tomo gotas.